Categorías
Alimentación

Cómo alimentar a una tarántula

Saber bien cómo alimentar a una tarántula, sin generarle demasiado estrés y haciéndolo con los materiales adecuados, constituyen uno de los pilares fundamentales de su salud y supervivencia. Si tienes este tipo de mascotas, sabrás que juntamente con suministrarle un buen hábitat, la alimentación adecuada será la que le proporcione los nutrientes que la mantengan fuerte y saludable.

En este artículo te dejaremos algunos tips para que sepas cómo alimentar a una tarántula y la mejor manera de hacerlo.

Qué come una tarántula

Antes que nada, debes saber que la dieta de este tipo de mascotas son los insectos pequeños y no se alimentan de ninguna otra cosa. El tamaño de los insectos con los que la alimentarás no debe ser mayor a la cuarta parte del tamaño de tu mascotita. Las tarántulas pueden comer gran variedad de insectos, pero sus favoritos son los grillos, que son fáciles de conseguir en las tiendas especializadas.

Cuándo alimentar a una tarántula

Tu mascota debe ser alimentada una vez por semana, con cinco o seis presas vivas. Si no quiere comer, no te preocupes; son animales que se alimentan para sobrevivir y pueden pasar largos periodos de ayuno.

El mejor momento de darle de comer a tu amiguita arácnida es de noche, ya que son animalitos de naturaleza nocturna. Recuerda que, para ser alimentada, la araña debe estar situada en el suelo del terrario. Si se ha trepado en algún sitio, desplázala suavemente con unas pinzas hasta ubicarla en el sitio donde le darás la comida.

Consejos útiles

  • Procura retirar todos los restos de comida del terrario para evitar la proliferación de gérmenes dañinos para tu mascotita.
  • No manipules a tu mascota mientras le das de comer, ya que esto podría estresarla.
  • Recuerda que este tipo de animalitos puede gozar de un perfecto estado de salud sin necesitar comer demasiado. Un truco es observar su abdomen, y si lo ves redondeado o hinchado, quiere decir que la arañita está llena y no hay ningún problema.
  • Nunca alimentes a tu mascota con insectos que has recogido del jardín o de la calle, ya que estos pueden contener pesticidas o bacterias que dañen la salud de tu mascota.
  • Ten en cuenta que la calidad nutricional de los alimentos de tu mascota depende en gran medida de saber si sus presas también han sido correctamente criadas y alimentadas. Por eso te sugerimos solo comprar insectos en tiendas especializadas.

Si quieres aprender un poco más sobre este tema, te recomendamos esta página.

También puede interesarte: